Pague a medida que se complete el trabajo.
Pague a medida que se complete el trabajo importante. Por ejemplo, al poner los cimientos, enmarcar la casa, poner el techo, en vez de hacer pagos según el calendario o el horario.